BREAKING BAD REFERENTE EN LA PUBLICIDAD

Breaking Bad ya es referencia.

Captura de pantalla 2014-02-28 a la(s) 10.18.15

Hace casi dos años, Pepsi lanzaba una nueva campaña publicitaria en EEUU, basada -como no podía ser de otra manera en esa fecha- en los llamados virales. Bien llevada a cabo, sobre todo a la hora de seleccionar su público objetivo, al reunir las piezas fundamentales para llegar al mismo, juntando un deportivo, velocidad, acción y teatralidad. Aquí tenéis el video.

 

Pues bien, como todos los virales bien hechos, tuvo una repercusión mediática, y esto lleva a que haya gente que analiza el vídeo de una forma u otra, gente que se declara fan del mismo y otros que no sólo se declaran detractores, sino que realizan campañas de difamación asegurando que son “fakes” -falsos- o que están manipulados. He aquí la respuesta de Pepsi a uno de sus máximos detractores.

 

Captura de pantalla 2014-02-28 a la(s) 10.00.31

Breaking Bad ya es referencia.
Dejando a un lado la anécdota y lo claramente apreciable por todos, yaprovechando la segunda entrega de esta campaña de publicidad, quería compartir con todos vosotros algo que me ha llamado la atención: el increible parecido de la caracterización del condutor -Jeff Gordon- con la imagen que Walter White -protagonista de la maravillosa serie BreakingBad- tiene en determinado momento de la serie.
Es para mi una mezcla entre el Walter que fue, y el Walter que llega a ser, un juego realizado muy a propósito por la marca, que seguro tiene que estar dando unos resultados estupendos, y en el que a simple vista, el gran público puede no caer. Una relación sociológica y psicológica con la intención de ampliar el público objetivo de esta campaña: dejar claro que nunca es tarde para consumir Pepsi Max y comprarse un deportivo -clásico gancho- y otros aspectos, los cuales dejo que encontréis vosotros mismos.

 

 

Retroalimentación ficción⇔publicidad.

No cabe la menor duda, de que Los Muscle Car de la serieesto ha sido hecho a propósito, porque además, hay otra cosa que llama aun más la atención: en la campaña, Pepsi cuenta con la inestimable “colaboración” de Chevrolet. El deportivo que conduce Jeff Gordon es un Camaro, de la gama que compite en mercado con los dos deportivos que compra Walter en el capítulo 4 de la 5ª temporada de la serie; sobre todo con el Dodge Challenger que le compra a su hijo -En el caso del Chrysler 300 SRT-8, está por encima, pero no demasiado en motor y potencia-. Es en ejemplos como este, donde queda claramente constatada la relación entre la ficción y la realidad, y sobre todo la doble alimentación que existe entre la publicidad y la industria de del entretenimiento, ya sea en cine o en televisión. Los creativos que han trabajado para Pepsi en esta ocasión, han hecho algo sencillo, casi típico, pero a la vez bien girado y efectivo.

Anuncios